Noticias recientes

tortugas 

La imagen, lamentablemente, dio la vuelta al mundo para malestar de muchos en el país...

Proyección a la comunidad

La imagen, lamentablemente, dio la vuelta al mundo para malestar de muchos en el país: un grupo de tortugas que fue incapaz de llevar a cabo con total naturalidad su proceso de desove ante la avalancha de turistas que pobló Ostional, en septiembre del año pasado.

La escena, aunque triste, nos sirve como un recordatorio para que aprendamos de nuestros errores y para que no vuelva a repetirse. Es por ello que en Hotel y Club Punta Leona, como parte de uno de los escenarios naturales donde la vida empieza, te brindamos las siguientes recomendaciones para que podás presenciar el proceso de desove y nacimiento de tortugas sin ocasionarles daño:

1. Asesorate con un guía autorizado para ir a ver las tortugas. Usualmente este es el paso más importante, ya que cada área protegida cuenta con un cupo limitado de personas que pueden presenciar el acontecimiento. De acuerdo con testigos, lo que sucedió en Ostional fue justamente que llegaron más turistas de la cuenta, sin grupo asignado, por lo que la actividad se salió de control. Con el fin de evitar una situación similar, recordá que se deben respetar los lineamientos del parque nacional o playa a la que asistás, incluyendo el número máximo de visitantes permitido.

2. Evitá hablar fuerte, gritar o llevar reproductores de música a la zona en donde se encuentren las tortugas. Ellas necesitan tranquilidad y silencio.

3. No toqués a las tortugas ni a sus huevos. Por el contrario: mantené la distancia suficiente (varios metros) para que ellas puedan avanzar sin mayores contratiempos.

4. Evitá practicar actividades como natación, tomar el sol o hacer deportes en las áreas de desove.

5. Si vas de noche, procurá no utilizar focos, así como evitar el uso de cámaras con flash y de video. El guía debería de ser el encargado de llevar una linterna con un filtro rojo.

6. Antes de iniciar una fogata, asegurate de que no estás cerca de ninguna zona donde se encuentren los nidos.

7. Si de casualidad te encontrás con una tortuga en proceso de desove, no intentés ayudarla. Aunque las tortugas son ágiles en el mar, en tierra pueden parecer lentas y torpes. Eso no significa necesariamente que se encuentren en problemas o que ocupen ayuda. Es mejor dejar que la naturaleza siga su curso.

8. Unido al punto anterior, tampoco ayudés a una tortuga a volver al mar, ya sea recién nacida o adulta. Ellas conocen el camino hacia su hogar.

9. Mantené la playa totalmente libre de desechos. Cuando abandonés el área, llevate todo lo que trajiste con vos.

Como ves, es posible apreciar este milagro de la naturaleza y, al mismo tiempo, actuar con responsabilidad para que las generaciones por venir puedan disfrutarlo también. Es, simplemente, cuestión de que sepamos encontrar el equilibrio en un mismo planeta en que todos los seres tienen el mismo derecho de vivir.